Blog

La movilidad más sostenible es la que no existe

La movilidad más sostenible es la que no existe

atasco

Una casa en el campo, un jardín y una barbacoa. Es la imagen idílica de vivienda familiar que el cine nos ha metido entre ceja y ceja. Una imagen que no tiene en cuenta el coste social, económico y medioambiental de una forma de vida alejada de la comunidad cuyo coste pagamos todos.

No hace falta comentar que la vida en el extrarradio es eso: de extrarradio. Alejados del centro y los servicios de todo tipo que ofrece la ciudad -aquello que Jordi Borja define como el salario indirecto-, los miles de chalés con pequeño jardín y piscina comunitaria -en ocasiones individual- que salpican España obligan a sus habitantes, otrora ciudadanos, a organizar su vida conforme a ellos. Organizar su tiempo conforme a los atascos de entrada y salida de las ciudades; organizar su economía conforme al precio de combustibles, mantenimientos y compra de medios de transporte privados; organizar su tiempo libre conforme a las necesidades de mantenimiento de ese pequeña (en esos momentos de trabajo enorme) parcela privada.

Al inicio mencionaba el coste social, económico y mediomabiental. Veamos cada uno.

Leer más Acerca deLa movilidad más sostenible es la que no existe