Antigua terminal de SCQ Lavacolla, ¿qué hacemos con ella?

Imagen aérea del aeropuerto de Santiago de Compostela Lavacolla. Situación de las terminales.
Imagen aérea del aeropuerto de Santiago de Compostela Lavacolla. Situación de las terminales.

Desde la inauguración, en octubre de 2011, de la nueva terminal de pasajeros, el aeropuerto de Lavacolla, en Santiago de Compostela, cuenta con una instalación de primer orden cerrada a cal y canto y sin futuro concreto. La vieja terminal, perfectamente operativa, fue sustituida por una nueva, mucho más bonita, mucho más grande y mucho más ineficiente, debido a la proximidad de la antigua con la pista de vuelo, según recoge el plan director del aeropuerto.

Mientras AENA decide su futuro público-privado, en SCQ languidecen, poco a poco, unas instalaciones que, más allá del problema de seguridad para las maniobras de las aeronaves, es perfectamente válida para multitud de actividades relacionadas con el aeropuerto. Hasta aquí todo más o menos normal. La crisis y el futuro de AENA no son precisamente contextos que ayuden a desarrollar un proyecto viable en la vieja terminal antes de que esta se deteriore innecesariamente. El problema es que, mientras tanto, es caldo de propuestas más o menos afortunadas, como la del actual alcalde de Santiago, Agustín Hernández, de crear en ella un centro de bienvenida del Camino de Santiago, pues el más popular de ellos, el Camino Francés, pasa junto al propio aeropuerto.

El Camino, siempre El Camino

El Camino de Santiago es una ruta de peregrinación con siglos de historia que ha sido condecorada como Primer Itinerario Cultural Europeo y Patrimonio de la Humanidad. Es un gran privilegio que en Santiago, en Galicia y en España contemos con un referente cultural histórico que ayudó a vertebrar la propia Europa, reconocido internacionalmente y que sirve de unión entre gente de todo tipo. Esos grupos de personas que según las noticias diarias guerrean sin piedad y que, en El Camino, se encuentran y se comprenden, más allá de las decisiones políticas o propagandísticas.

Quede, por tanto, fuera de toda duda la valoración de la misma existencia de la ruta Jacobea, de su gran aporte cultural a Santiago y a aquellos lugares por donde pasa y la recomendación, a quien no la conozca, de que lo haga. Pero Santiago de Compostela es algo más. No puede poner en El Camino todos los huevos de su cesta particular.

Hace tan sólo unas semanas, la Xunta de Galicia anunciaba la intención de la creación de un centro similar aprovechando un antiguo asilo abandonado en el casco histórico compostelano. Un centro de acogida y apoyo a los peregrinos de todo el mundo que, además, será sede de las asociaciones, grupos de amigos y otras instituciones vinculadas con la ruta. Unas instalaciones actualmente inexistentes que se ubicarán a unos 200 metros de la plaza del Obradoiro, punto final del Camino (dejando a un lado la prolongación hasta el cabo Finisterre). A diferencia del proyecto -llamémosle mejor idea- para Lavacolla, sirve de aocgida real, una vez terminado El Camino, en el casco histórico de Santiago. A diferencia de la idea para Lavacolla, no existe una instalación similar, operativa o en funcionamiento. A diferencia de la idea para Lavacolla, aprovecha un edificio histórico catalogado y de una configuración acorde a los usos previstos. A diferencia de la idea para Lavacolla, es una buena idea.

Proyectos para la vieja terminal del aeropuerto de Lavacolla SCQ

Plataforma logística

Según las estadísticas de AENA 2013, el aeropuerto de Santiago de Compostela movió 1.928.838 kg de mercancías, suponiendo un aumento del 6,2% respecto a 2012. En lo que va de año, según las estadísticas de octubre 2014 de la misma fuente, el aumento es del 7,2% respecto a 2013. En estos datos tiene mucho que ver la presencia de empresas de paquetería y correos que emplean el aeropuerto compostelano para sus operaciones en Galicia o el noroeste de la península por su situación geográfica y el funcionamiento 24 horas. ¿Por qué no sacar mayor rendimiento a estos puntos fuertes?.

Situación del aeropuerto de Santiago de Compostela Lavacolla respecto a las principales ciudades gallegas
Situación del aeropuerto de Santiago de Compostela Lavacolla respecto a las principales ciudades gallegas

Geográficamente, la terminal en cuestión, se encuentra situada en un punto sensiblemente central de Galicia. Comunicado directamente con el tramo inicial, totalmente operativo, de la autovía A54 (en su mayoría todavía en construcción) entre Santiago de Compostela y Lugo. Desde esta, se puede acceder a la autopista AP9, que comunica las ciudades de Ferrol, A Coruña, Santiago, Pontevedra y Vigo entre sí y con el norte de Portugal.

Distancia a las principales ciudades gallegas desde SCQ:
  • A Coruña: 70 km (AP-9)
  • Ferrol: 85 km (AP-9)
  • Lugo: 95 km (N-547)
  • Ourense: 115 km (AP-9 + AP-53)
  • Pontevedra: 75 km (AP-9)
  • Santiago de Compostela: 10 km
  • Vigo: 100 km (AP-9)

A una hora o menos de los principales puntos industriales gallegos y con unas condiciones técnicas que permiten la operatividad de todo tipo de aeronaves. Con una terminal vacía en buen estado, con las instalaciones adecuadas, situada junto a la actual terminal de carga y con acceso independiente de la terminal de pasajeros. ¿Qué más se puede pedir?

Todos estos motivos apuntan en la misma dirección: la vieja terminal del aeropuerto de Lavacolla es una opción ideal como pocas para la implantación de una plataforma logística.

Aspectos a favor:

  • Aeropuerto internacional operativo 24 h
  • Situación estratégica regional
  • Calidad y tamaño de las instalaciones
  • Ampliación de operaciones ya existentes en el aeropuerto
  • Situación junto a terminal de carga actual
  • Sin competencia en las proximidades

Aspectos en contra:

  • Deslocalización de industrias
  • Plataformas logísticas implantadas con gran capacidad de atracción a nivel nacional
  • Recursos iniciales y complejidad de puesta en marcha

Centro de formación multidisciplinar

Una de las ideas que más lógica parece tener con el aeropuerto es el empleo de la terminal para actividades formativas relacionadas con la navegación aérea. Compañías aéreas, operadores turísticos, formadores de auxiliares de vuelo, etc. podrían disponer de unas instalaciones reales, perfectamente operativas y actuales en las que llevar a cabo sus prácticas e incluso clases teóricas, así como cursos de reciclaje y otras actividades permanentes o puntuales. También las escuelas de pilotos y el Aeroclub Santiago podrían disponer de unas instalaciones adaptadas a sus necesidades en las propias instalaciones aeroportuarias.

Además de todo ello, alumnos de los diversos centros de formación profesional y universidades podrían obtener una visión más práctica de las instalaciones energéticas y de telecomunicaciones de la terminal. Con ello se conseguiría un plus en la calidad de las enseñanzas técnicas en Galicia.

En paralelo a estas actividades la propia AENA y AESA podrían reservar una serie de zonas de uso reservado permanente para los cursos de seguridad aérea, la obtención de homologaciones diversas o, por ejemplo, la selección y formación de controladores aéreos.

Aspectos a favor:

  • Tamaño y calidad de las instalaciones
  • Instalaciones reales
  • Válido para diversas especialidades

Aspectos en contra:

  • Demanda real
  • Necesaria implicación de centros que cuentan con sus propias instalaciones
  • Dependencia del automóvil

Museo aeronáutico

El Concorde en el aeropuerto de Santiago de Compostela Lavacolla
El Concorde en el aeropuerto de Santiago de Compostela Lavacolla

¿Quién no ha alucinado la primera vez que ha tenido delante un avión comercial?. ¿Qué tal un mueso de la aviación en general y con especial hincapié a la aviación en Galicia y España con especial atención tanto a la comercial como a la militar y de emergencias?.

En el aeropuerto de Lavacolla se ubica también una pequeña base aérea del Ministerio de Defensa empleada principalmente para maniobras y como base de los aviones antincendios en las campañas de verano. Esta circunstancia también forma parte de la historia del aeropuerto y de Galicia. Junto a ellos, el Aeroclub Santiago, fundado en 1932,  puede aportar gran cantidad de información y material fotográfico de la evolución de la aviación general a lo largo del pasado siglo XX y lo que llevamos del XXI. Incluso se podrían organizar visitas a la vieja torre de control.

Aviones, cabinas reales o reproducciones exactas, simulador de vuelo, piezas de aviones especiales, equipos personales de diversas épocas, información pedagógica sobre la aeronáutica y su importancia, material fotográfico histórico con la evolución de la aeronáutica, así como hechos significativos son material más que suficiente para la puesta en valor de unas instalaciones con gran potencial museístico por su historia, su configuración y su disponibilidad de espacios abiertos.

¿Acaso hay mejor lugar para un museo aeronáutico que un aeropuerto?, ¿y que un aeropuerto en donde puedas ver despegar aviones en directo?. Actualmente ya existe una iniciativa similar en el aeropuerto de Málaga. La propia web de AENA se refiere a ella como la única muestra de esta naturaleza que existe en España, y una de las escasas que se pueden ver en el mundo.

Aspectos a favor:

  • Ubicación
  • Espacio disponible y estado de las instalaciones
  • Contexto para el contenido expositivo
  • Oportunidad única de poder ver el aeropuerto por dentro
  • Instalaciones sin competencia en el entorno

Aspectos en contra:

  • Inversión inicial

Centro de iniciativas y actividades empresariales

Irremediablemente vinculado a las actividades logísticas del aeropuerto, cabría la posibilidad de desarrollar un centro multidisciplinar al servicio de instituciones públicas como Cámaras de Comercio, organizaciones empresariales y sindicales, las propias universidades, etc. Un centro en el que desarrollar actividades que requieran espacios amplios a cubierto, en el que poder organizar ferias y exposiciones, actividades de grupo y de responsabilidad social.

También cabría su uso como sede de un servicio de emprendimiento de ámbito comarcal en el que apoyar a los posibles emprendedores de los diferentes ayuntamientos de la zona.

Aspectos a favor:

  • Situación para aglutinar organizaciones de diferentes ayuntamientos
  • Tamaño y calidad de las instalaciones
  • Proximidad al aeropuerto
  • Aparcamiento

Aspectos en contra:

  • Oferta de espacios de exposición y congresos
  • Distancia a la ciudad
  • Retirada de actividad del centro urbano
  • Sostenibilidad
  • Retorno económico

Recreacional

¿Alguien se ha dado cuenta de lo que llueve en Galicia, y más concretamente en Santiago, entre octubre y abril?.

Un espacio cubierto y acondicionado como la vieja terminal sería ideal para acoger un centro de diversión familiar para la época invernal. Una suerte de parque de atracciones cubierto, de escala regional, que podría suponer el complemento invernal de instalaciones como el parque acuático de Cerceda (a unos 40 km), por ejemplo. Dada la experiencia de estos en la gestión de recintos de entretenimiento en la zona, podría buscarse algún tipo de colaboración que beneficie a ambas partes y asegure una gestión del proyecto dentro de los márgenes que establezca el plan de negocio.

Aspectos a favor:

  • Espacio disponible bajo techo
  • Acondicionamiento general
  • Aparcamiento
  • Situación y comunicaciones para atender una demanda comarcal

Aspectos en contra:

  • Necesidad de automóvil para la gran mayoría de potenciales usuarios
  • Competencia con instalaciones provisionales de invierno en la ciudad
  • Retorno de la inversión necesaria

Conclusión, ¿qué hacemos con la vieja terminal de Lavacolla?

Desde la inauguración de la nueva terminal se han abierto muchos debates sobre los costes de construcción y mantenimiento de la misma. ¿Qué mejor forma de amortizarla que restar de su cuenta el retorno que produce el activo de la vieja terminal?. En ocasiones es difícil valorar lo que ya se tiene cuando no ha costado esfuerzo conseguirlo y la vieja terminal de Lavacolla, herencia de décadas de ampliaciones y mejoras, puede ser víctima de ello.

Estos y otros proyectos pueden aprovechar la oportunidad única de disponer de unas instalaciones como las existentes en el aeropuerto de Lavacolla, sacando el provecho necesario del patrimonio de los ciudadanos. En cualquiera de las opciones se intenta obtener la mayor rentabilidad, económica y social de un activo como el que nos ocupa.

Cualquiera de los proyectos propuestos no supone el empleo en exclusiva de la terminal en ellos. Seguramente la mejor propuesta, fruto de un estudio de necesidades maduro de cada uno de ellos, sea la combinación de varios de ellos en uno solo.

Plataforma logística y museo aeronáutico: retorno económico y social

Yo apostaría por la combinación de una plataforma logística que aumente las posibilidades que ofrece el aeropuerto para la industria de Galicia y el noroeste de la península, con un museo aeronáutico que aproveche las zonas más atractivas de la terminal (torre de control y zonas de embarque con vistas a la pista) con un espacio exterior para aviones y otros aparatos visitables por el público. De esta forma se conseguiría una mejora competitiva de las empresas gallegas al tiempo que se divulga y mantiene la historia y presente de la aviación en todos sus aspectos.

 

Más información: Aeropuerto de Santiago de Compostela (Wikipedia), Camino de Santiago (Wikipedia)Estadísticas AENA 2013 (pdf), Estadísticas AENA octubre 2014 (pdf), Museo de Aeropuertos y Transporte aéreo de Málaga

En CCP Gestión Blog: El transporte público en Santiago de Compostela: un problema sin solución con parchesLa actual organización de nuestras ciudades es una ruina ecológica, social y económicaDirección de proyectos: director de proyecto vs arquitecto vs arquitecto técnico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *