Dentro del drama que resulta la crisis de la deuda, España puede alegrarse de estar en el mismo barco que Italia (al menos de seguir el mismo rumbo).

Fuente: La Vanguardia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now ButtonInformación sin compromiso