El cerebro de la lanzadera de la NASA, un proyecto con objetivos claros

Mayo de 2012, Samsung presenta el nuevo smartphone Galaxy S3. El nuevo terminal presume de varias novedades respecto a sus antecesores (y el resto del mercado), pero mantiene una característica con los mismos: su memoria RAM se queda en 1GB.

¿Es un buen dato para un teléfono móvil?. Dada la evolución de los mismos y el resto de novedades de este modelo puede parecer un poco decepcionante pero, ¿y si os contamos que la NASA necesita sólo 1MB, el 0,1% de RAM del teléfono, para gestionar la lanzadera espacial?. Si os parece poco, quizá os sorprenda todavía más el hecho de que hasta 1991 no se consideró necesaria tanta capacidad y se realizaban las mismas operaciones con la mitad de RAM, 500KB.

Seguro que tu teléfono no hace esto... Fuente: NASA

El ordenador que controla la lanzadera espacial, llamado General Purpose Computer (GPC) es el resultado de un proyecto que tiene por objetivos el control de la secuencia de lanzamiento, la gestión de encendido y apagado de motores y otras tareas. El viejo procesador de la NASA cumple perfectamente su misión con un nivel de fiabilidad imposible de mejorar: nunca ha fallado. Por ello, no se considera necesario actualizar una tecnología aparentemente desfasada y asumir los enormes costes que ello conllevaría para todo el sistema.

El ejemplo más claro de la importancia de la fiabilidad de un procesador espacial como este es el ocurrido en Rusia. Las cápsulas Soyuz emplean, desde 1974, un ordenador de vuelo equipado con un procesador Argon-16 de tan sólo 6KB de RAM. En 2003 se reprogramó parte del software del mismo y a día de hoy se cree que fue el principal responsable de un accidente aéreo posterior de una de las cápsulas en el desierto de Kazajistán.

Vía: Blog Ingeniería

Más información: Más pomada, Samsung Galaxy S3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *